Sesiones individuales

Una sesión es un espacio seguro en el que, con empatía y delicadeza, Irene acompaña al cliente a explorar y profundizar en su mundo psíquico. Para ello, tiene en cuenta los síntomas, sueños y señales de la vida cotidiana, pues estos proporcionan una valiosa información que permite hacer conscientes los contenidos que permanecen en el inconsciente.

El propósito de una sesión es tomar conciencia de las partes excluidas del individuo, con el fin de recuperarlas y contribuir a su empoderamiento, así como a restaurar su potencial creativo, su salud y su capacidad para vivir una vida plena.

Las sesiones son presenciales y online.

En que consisten las sesiones?

Cada sesión está diseñada para entablar un proceso de crecimiento personal cuyo principal objetivo es descubrir y transformar las creencias y actitudes que conforman la calidad de vida del cliente. Para ello, es esencial que este mantenga una presencia despierta acerca de lo que ocurre en su interior sin juicio alguno. Se trata de observar lo que sucede y de experimentarlo plenamente, como si uno fuera actor y testigo de su propia vida al mismo tiempo.

La presencia despierta activa la conciencia sobre uno mismo y sus circunstancias tanto actuales como pasadas. Además, ofrece la posibilidad de revisar las creencias, sentimientos e imágenes que determinan quiénes somos.

Al igual que en cualquier trabajo de crecimiento personal, en una sesión es posible encontrar partes de nuestra personalidad que pueden resultarnos incómodas, dolorosas o difíciles de aceptar. A medida que se trabaja con compromiso, las sesiones consolidan estrategias para observar cómo reaccionamos ante esas partes cuando emergen a la superficie, descubrir las creencias que las crearon y reemplazar los patrones habituales de comportamiento por otros más satisfactorios.

Este trabajo se basa en la realidad de que si uno cambia cómo aborda los acontecimientos de su vida, la calidad de los mismos puede cambiar también. Por eso, en cada sesión, Irene parte de las experiencias inmediatas del cliente, al que va guiando para descubrir qué subyace bajo una sensación, imagen o emoción.